CALABAZA POTIMARRÓN -Bio-

PROCEDENCIA: Holanda

Producto de cultivo ecológico certificado

REFERENCIA DE PESO: unidad - peso aprox. 1kg

PRECIO: 2,35 €/kg

CANTIDAD: unidades de producto que desee comprar.

CALABAZA POTIMARRÓN -Bio-

SKU: 116
2,35 €Precio
  • La calabaza cacahuete es una pieza en forma de pera y de tamaño moderado. Su piel es fina comparada con la de otras calabazas, pero gruesa si se compara con los calabacines, que también son del mismo género. Su color es de un tono crema anaranjado, con una carne de color naranja más intenso. Al comprarla debemos fijarnos en que su piel esté en perfecto estado, dura, fina, mate, y que la pieza sea firme y pesada.

    Estando sana, nos puede durar más de dos meses si la conservamos (sin abrir) en un lugar fresco, a unos 10-15º C, y oscuro, sin exposición directa a la luz. Una vez que la calabaza se ha abierto, si no se va a gastar entera se debe envolver bien en film transparente o en un recipiente hermético y reservarla en el frigorífico dos o tres días. También hay quien la congela, cortada en dados o en porciones, pero una vez descongelada, su textura es bastante mas "esponjosa".

    Esta variedad de calabaza es muy apreciada por varios motivos, entre ellos, su textura cremosa y su sabor dulce que recuerda a la nuez. Su carne naranja admite todo tipo de bellas y sabrosas preparaciones culinarias: horneada, frita, cocida, asada, incluso en cruda sabe muy bien.

    Una vez cocinada, la piel también se puede comer.

    La piel de esta calabaza también es utilizada en ocasiones como recipiente, se retira la pulpa, se limpia bien y se rellena con la misma pulpa de la calabaza ya elaborada y convertida en un puré, un guiso, etc. Por supuesto, las pipas son un complemento alimenticio que podemos extraer de esta hortaliza, las pipas de calabaza las podemos tostar e incorporar en múltiples recetas o comer como tentempié aprovechándonos de sus propiedades nutricionales.

    Es muy apreciada por su aporte nutricional, es rica en vitaminas A y C, en beta-caroteno, magnesio, manganeso, potasio, calcio, fibra, ácidos grasos omega 3 y 6, y además, es baja en calorías, por eso es apta en dietas de control de peso, siempre que no se elabore con ingredientes o métodos de cocción que aumenten el valor calórico.

  • Un producto del campo que sea cultivado ecológicamente, procede de tierras en las que se optimizan los recursos naturales, donde no se emplean productos químicos sintéticos (pesticidas, fertilizantes) ni organismos genéticamente modificados (OMGs).

    La tierra es aprovechada de manera sostenible, equilibrada y rotando diversos cultivos, manteniendo dentro de lo posible una diversidad biológica. Esto proporciona estabilidad, resistencia y sostenibilidad frente a sequías, plagas, etc. Hay productores que han decidido adoptar nuevamente este sistema, pero cada tipo de tierra necesita de un tiempo determinado para perder los elementos químicos que hubiesen sido utilizados en ellos, a esto se le llama período de "conversión".

    ¿Qué se debe cumplir para que un producto sea ecológico (legislación)?

     

    • Que el producto no haya sido modificado genéticamente según lo establecido en el Reglamento (CE) nº 1829/2003 de 22 de septiembre de 2003 y en el Reglamento (CE) nº 1830/2003 de 22 de septiembre de 2003 sobre normas de desarrollo en lo relativo a nuevos alimentos y piensos modificados genéticamente.
    • Que el producto no ha sido sometido a ningún tratamiento de radiación ionizante según lo establecido en el Real Decreto 348/2001, de 4 de abril de 2001, por el que se regula la elaboración, comercialización e importación de productos alimenticios e ingredientes alimentarios tratados con radiaciones ionizantes.
    • Que el producto cumple con el Reglamento (CE) nº396/2005, de 23 de febrero de 2005, relativo a los límites máximos de residuos de plaguicidas en alimentos y piensos de origen vegetal y animal y que modifica la directiva 91/414/CE relativa a la comercialización de productos fitosanitarios.
    • Que el producto cumple con el Reglamento (CE) nº1881/2006, de 19 de diciembre de 2006, por el que se fija el contenido máximo de determinados contaminantes en los productos alimenticios.

     

    INFORMACIÓN Y CERTIFICADOS SUMINISTRADOS

              DIRECTAMENTE POR EL PROVEEDOR

© 2019 EcoSanoArtesano contacto WebMaster.